Understanding Prejudice
Understanding Prejudice
Return Home

Reading Room

Exercises and Demonstrations
Multimedia Center
Teacher's Corner
Directory of Experts
Organizations
Links on Prejudice
About Us
Privacy Policy
Contact Us

Reading Room
La Psicolog�a del Prejuicio: Un Resumen

Comprendiendo el Prejuicio y la Discriminaci�n Asociaci�n Americana de Psicolog�a Este art�culo actualmente est� siendo traducido a m�ltiples idiomas como parte de una iniciativa de la Asociaci�n Americana de Psicolog�a conocida como "El Prejuicio en cualquier idioma: el proyecto de traducci�n del prejuicio."

El art�culo es una adaptaci�n de Plous, S. (2003). La psicolog�a del prejuicio, el estereotipo y la discriminaci�n: Un resumen. En S. Plous (Ed.), Comprendiendo el prejuicio y la discriminaci�n (pp. 3-48). Nueva York: McGraw-Hill.


La matanza de americanos y de sus aliados militares y civiles es una obligaci�n religiosa de cada musulm�n... Nosotros -- con ayuda de Dios -- llamamos a cada Musulm�n creyente en Dios y que desea ser recompensado cumpliendo las �rdenes de Dios de matar americanos y saquear su dinero en donde sea y siempre que se encuentre.

[El ataque del 11 de septiembre] di� una dura lecci�n a esta gente arrogante, para quienes la libertad es solamente para la raza blanca�con la voluntad de Dios, el fin de Am�rica est� cerca.

----Osama Bin Laden, en un llamado a los musulmanes, en Febrero, 1998, y en una declaraci�n en videocinta en el oto�o del 2001

Es dif�cil imaginar ejemplos de prejuicio m�s cl�sicos que las declaraciones de Osama Bin Laden. Aunque algunos cient�ficos sociales muchas veces difieren en la forma precisa de definir "prejuicio," casi todos est�n de acuerdo que �ste involucra prejuzgar, usualmente de forma negativa, a un grupo o a sus miembros (Fiske, 1998; Jones, 1997; Nelson, 2002). Del modo com�nmente utilizado en psicolog�a, el prejuicio no es meramente una declaraci�n de opini�n o de creencia, sino una actitud que incluye sentimientos tales como desprecio, disgusto, o abominaci�n. Para Osama Bin Laden, los americanos no-musulmanes son el blanco principal de prejuicio, y su odio es tan grande que �l quisiera verlos morir.

En donde est� latente el prejuicio, los estereotipos muy rara vez quedan atr�s. El t�rmino "estereotipo", acu�ado en 1978 por el impresor franc�s Didot, se refer�a originalmente al proceso de impresi�n utilizado para crear reproducciones (Ashmore & Del Boca, 1981). El periodista Walter Lippmann (1922) luego compar� los estereotipos a "im�genes en la mente" o reproducciones mentales de la realidad, y desde all�, el t�rmino gradualmente lleg� a obtener un significado de generalizaciones -- o, con mucha frecuencia, de sobre-generalizaciones -- acerca de miembros de alg�n grupo. Igual que sucede con el prejuicio, estas generalizaciones pueden ser a veces positivas (Ej., las mujeres son cari�osas, los japoneses sobresalen en las matem�ticas), pero la mayor parte del tiempo, �stas tienden a ser negativas y resistentes al cambio. Por ejemplo, hasta los a�os 1960, la anotaci�n de la Enciclopedia Brit�nica para "Razas de la Humanidad" se basaba en estereotipos pseudo-cient�ficos de cientos de a�os atr�s sobre la gente de raza negra a la cual describ�a como infantil y sin evoluci�n. En la edici�n de 1964, esta enciclopedia describ�a a "grupos con pelo lanudo" como individuos con:

Piel oscura a veces casi negra, narices anchas, usualmente con cerebros peque�os en relaci�n a su tama�o, especialmente entre los miembros m�s altos del grupo, con piernas y antebrazos proporcionalmente largos. En el esqueleto hay una lisura de contorno que a�n en adultos asemeja la forma huesuda de un ni�o, y entre algunos miembros del grupo, la parte frontal de la cabeza tiene una forma prominente y lisa que es tan caracter�stica del infante de nuestra misma raza (Buxton, 1964, p. 864A).
Hoy d�a resultar�a alarmante que una enciclopedia respetable imprimiera un estereotipo como �ste, no obstante, otros estereotipos sobre raza, g�nero, religi�n, y orientaci�n sexual contin�an siendo difundidos.


P�gina 1 de 27
Pr�xima P�gina