Understanding Prejudice
Understanding Prejudice
Return Home

Reading Room

Exercises and Demonstrations
Multimedia Center
Teacher's Corner
Directory of Experts
Organizations
Links on Prejudice
About Us
Privacy Policy
Contact Us

Reading Room
La Psicolog�a del Prejuicio: Un Resumen

Como Conclusi�n

Este resumen empez� con declaraciones prejuiciosas poco ambiguas realizadas por Osama Bin Laden. Y por m�s desalentador que sea el leer estas declaraciones, es importante decir que no representan la formas m�s comunes de prejuicio de la vida diaria. Evidencia abundante sugiere que menos y menos personas adoptan formas evidentes de intolerancia y que las demostraciones p�blicas de prejuicios son cada vez m�s condenadas. Por lo tanto, a pesar de que el terrorismo, los cr�menes por odio, y otras formas de fanatismo constituyen problemas sociales muy serios, la mayor�a de formas de prejuicio contempor�neas son demostradas en una forma m�s sutil.

A�n as�, los prejuicios sutiles presentan retos considerables por s� mismos. A nivel de sociedad, podr�a ser a�n m�s dif�cil reducir estas formas sutiles de prejuicios que las formas extremas de prejuicios, no solamente porque las primeras est�n m�s extendidas, sino porque han surgido de procesos de pensamiento normales, tienden a ser m�s ambiguas, y frecuentemente se llevan a cabo sin que las personas se den cuenta. Como la investigaci�n en este resumen indica claramente, nuestra especie podr�a m�s adecuadamente ser llamada Homo stereotypus -un animal predispuesto al prejuicio, a estereotipar y a discriminar, pero que tambi�n pos�e la capacidad para superar estas tendencias si se le motiva a hacerlo (Blair, 2002; Fiske, 2000: Monteith &Voils, 2001). Sin duda alguna, la conclusiones m�s importantes que emergen de los estudios sobre el prejuicio son las siguientes: (1) Ninguna persona capaz de tener un pensamiento humano y expresi�n oral est� inmune a albergar prejuicios, (2) con frecuencia se requiere mucho esfuerzo y concientizaci�n para reducir los prejuicios, y (3) con la motivaci�n suficiente, se puede lograr.


P�gina Anterior
P�gina 25 de 27
Pr�xima P�gina